La práctica del tenis escolar es un excelente aliado para la mejora física, mental y social. Además de un marcado desarrollo motor, es una excelente herramienta para las habilidades sociales y el juego.